Estudios recientes demuestran que, además de influir en el aumento de peso, la cantidad y calidad de lo que comemos, influye la hora a la que lo hacemos.

Por eso es importante, que, a partir de una determinada hora de la tarde, no se ingieran más alimentos.

Sería perfecto el ayuno de 12 horas, por ejemplo, cenar a las 8pm y desayunar a las 8 am; con ello, no sólo conseguiríamos no aumentar, sino perder peso, además de controlar el síndrome metabólico (diabetes, hipercolesterolemia)

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Este sitio Web utiliza cookies. Los cookies son pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del Usuario y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • La fecha y la hora de la última vez que el Usuario visitó nuestro Web.
  • El diseño de contenidos que el Usuario escogió en su primera vista a nuestro Web.
  • Elementos de seguridad que intervienen en el control de acceso a las áreas restringidas.
  • Navegación del Usuario por nuestro Web.
  • El login del Usuario.
El Usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies, mediante la selección de la correspondiente opción en su programa Navegador. Aviso Legal