Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son patologías mentales con repercusión física de etiología multifactorial y casi exclusivos de la población femenina en una proporción de 9 mujeres por cada varón. La prevalencia es del 1 por ciento de anorexia nerviosa restrictiva y entre 3-5 de bulimia. "Los hombres muestran más preocupación estética con un perfil más vigoréxico y se centran en hábitos saludables.

Puesto que uno de los criterios diagnósticos en la anorexia es la amenorrea:( falta de menstruación)la detección en varones se complica .La amenorrea eleva la probabilidad de desarrollar osteoporosis precoz y fracturas. No obstante, este riesgo se da no sólo en mujeres, sino también en hombres.

Son trastornos graves que requieren un seguimiento mínimo de cinco años. La tasa de remisión total es del 65 por ciento en bulimia y del 45 en la anorexia.

La paciente anoréxica es perfeccionista, rígida, obsesiva, con un alto rendimiento académico pero sin habilidades sociales para afrontar la madurez, mientras que la bulímica muestra inestabilidad afectiva y otras conductas impulsivas.